Cómo la devaluación afecta al mundo de la cerveza artesanal argentina

1
2572

Al cierre de esta edición, la cotización del dólar está en $40.40, un 134.88% más que hace un año. Es decir que la devaluación interanual en Argentina, con valores de referencia tomados hoy, es de un 67.44% (cotización del dólar a $17.20 al día 16/9/2017 según el BNA). Con una inflación que se espera que ronde el 42% en 2018, la enorme mayoría de los salarios han perdido muchísimo poder adquisitivo. Esta enorme valoración de la moneda norteamericana, sumada a las paritarias cerradas por debajo de los aumentos de los precios, hacen que el consumo caiga de manera estrepitosa. La producción y comercialización de cerveza artesanal está muy atada a la cotización del dólar y al consumo interno. Es por esto que el rubro ha sido fuertemente golpeado. Sin embargo, los precios de las pintas y los refill de los growler no han aumentado a la par que el resto de las cosas. ¿Por qué pasa esto?

Una parte importante de los proveedores de insumos y materias prima fueron los primeros en recibir el impacto de la devaluación. Al tener sus productos dolarizados, los aumentos rondaron el 180% entre septiembre del 2017 y septiembre del 2018. A eso se le suman los impuestos de importación, por lo que la cifra real se acerca al 200%. Sólo este año, las subas alcanzaron el 100% y se produjeron en tres tramos: el primero fue en mayo, por la suba del dólar en marzo y abril, el segundo en julio y el tercero en septiembre.

Si bien aseguran que achicaron sus márgenes de ganancia, las empresas trasladaron a costos rápidamente por la volatilidad del dólar. Para ejemplificar, las maltas Base Pilsen pasaron de $430 la bolsa de 25kg, en enero de este año, a casi $700. El medio kilo de levadura S-04/S-05 pasó de $1300 a $2300 en lo que va del 2018 y el lúpulo Cascade nacional subió de $680 a casi $1100 el kilo. Ni hablar del importado. Así y todo, hay todavía algunos insumos como termómetros y enfriadores a donde aún no han llegado la actualización, pero hay otros como las canillas pegas que han tenido un 100% de aumento.

La situación se torna más dramática entre los productores artesanales. De los cuatro ingredientes fundamentales con los que se elabora una cerveza (agua, malta, lúpulo y levadura), casi tres son importadas en su totalidad. Las levaduras son íntegramente importadas, al igual que la gran mayoría de los lúpulos. En Argentina no crecen todas las especies de lúpulo y para la elaboración de ciertos estilos es necesario agregar ciertos lúpulos que, si o si, hay que traer de afuera. En cuanto a las maltas, si bien hay muchas nacionales, no tienen la calidad de las importadas, especialmente, en las más tostadas. Si bien las nacionales pueden ser una opción, algunos productores consideran que cambiar de maltas importadas a nacionales puede llegar a bajar la calidad de la cerveza. Esto sin tener en cuenta a los fermentadores, barriles, embotelladoras y todas las máquinas que, en su mayoría, provienen del exterior.

Los productores están tironeados entre los aumentos de los proveedores y la necesidad de los locales a la calle. Desde la Cámara de Cerveceros Artesanales de Argentina (CCAA) emitieron un comunicado en el que manifiestan su solidaridad con productores y proveedores y pidieron “serenidad” para no tomar “decisiones aisladas” y poder consensuar “un plan para que podamos todos afrontar esta crisis coyuntural”. Sin embargo, algunos cerveceros temen que muchos decidan economizar en insumos para poder sostener todo lo que se pueda la rentabilidad en detrimento de la calidad cervecera o en la variedad de estilos. Otros, más desconfiados, temen por una competencia desleal donde se venda al costo, o incluso por debajo, con tal de ganar terreno.

A esta preocupación se le suma el hecho de que los bares están pagando con demora por la falta de consumo. A los productores les llega el dinero con hasta quince días promedio de demora, mientras que los proveedores exigen pagos al contado. Esta sumatoria de cuestiones hace que la gran mayoría de cervecerías no trasladen rápidamente los aumentos a los precios en bares. En el último año, los márgenes de ganancia de los productores se han achicado notablemente. Con estos niveles inflacionarios, los aumentos no han estado a la altura para poder ayudar a los bares. Es probable que en esta nueva temporada alta surjan estos aumentos atrasados y que se vean, gradualmente, reflejados en las pizarras.

Son estos los que tienen contacto directo con la gente. Quienes tienen el termómetro del consumidor son los que atienden en los bares. Ellos han visto como durante todo el 2018 la gente gasta mucho menos y cómo el público se ha reducido, incluso a pesar de haber aumentado los precios un 10% en promedio. De todas formas, la merma en las ventas no tiene el mismo impacto en una cadena importante que en un local que no pertenece a una franquicia.

Los que tienen la suerte de correr con una marca potente y una ubicación privilegiada sufren menos esta crisis, pero la sufren. Incluso, dependiendo del barrio en el que se encuentre, el poder adquisitivo del público al que se apunte hace que la mirada pueda cambiar un poco. De todas maneras, y a pesar de considerar de que tienen un público más fidelizado, consideran que la gente sale menos, se fija más en el gasto de la cerveza en el fin de semana y que “la cervecita después de trabajar” pasó a ser un gusto para pocos.

El resto de los locatarios y dueños de bares la reman como pueden. Ellos observan cómo, cada vez más, la gente mira los precios, las promociones y preguntan más por los happy hour. “Uno trata, desde el lugar del bar, de no trasladar todo a precios, pero hay una parte que es inevitable”, comenta el dueño de un bar de la zona aledaña de Plaza Serrano, que entiende que las promociones son las herramientas más fuertes con las que cuenta un bar para destacarse del resto y hacerse atractivo.

Es por este motivo que se han, prácticamente, congelado los precios de las cervezas artesanales al público en el grueso de los bares porteños. Aguantan los aumentos todo lo que pueden para poder elevar los niveles de consumo. Para colmo, muchos de ellos en la última semana han recibido incrementos en los costos de algunas cervezas que llegan al 12%. Esta suba se suma al de las harinas, condimentos y otros alimentos con los que se preparan los platos en la cocina. Todo esto sin mencionar el aumento de las tarifas y, puntualmente, aquellas que están atadas a la cotización del dólar como el gas.

De esta manera, y hasta el momento, el público pudo notar que las birras en las pizarras casi no han subido de precio a pesar de la inflación. Toda la serie de aumentos han sido soportados con achiques en los márgenes de ganancia de todos los que participan de la cadena de comercialización de la cerveza artesanal. Los proveedores fueron los que sintieron inmediatamente la devaluación. Algunos se negaron a dar una lista de precios en los últimos días, a la espera de una estabilización de la divisa norteamericana. Para los que hacen la birra, los costos de las materias prima se elevaron un 25% en promedio, llegando a un 40% o un 50% en el último mes, pero los precios a los bares variaron en un 15% promedio. Las pizarras cerveceras casi no han tenido modificaciones y las subas fueron aguantadas por los mismos bares.

Los que más han tenido que ajustarse son aquellos que son más rehenes de la necesidad de vender en un panorama de enfriamiento de la economía. Inevitablemente los precios al público se van a ir modificando. De a poco, con la llegada del calor y de la mejor temporada de consumo para los locales a la calle, esa rentabilidad se irá recuperando de a poco. Habrá que aguardar a que la devaluación no sea mayor en lo que resta del año y observar cómo se maneja el consumidor en esta actualización de precios.

Por Alejandro Tellería, Lucas Trotta y Bruno Sancio

1 Comentario

  1. Hola chicos, muy buena la nota… consulta: alguien puede explicar el incremento de las maltas y de los lupulos nacionales?, acaso se exportan y toman valor de referencia internacional, o es pura especulacion de los proveedores?? gracias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here