La Libertadores de la birra

0
198

La competencia que encuadra a las mejores cervezas de Latinoamérica, se realizó en Chile esta semana, y Brasil fue quien se llevó la mayor cantidad de preseas, junto con el premio a la mejor cerveza y a la mejor cervecería de América. Argentina terminó segunda en el medallero con 42 distinciones, pero logró la mayor cantidad de medallas de oro con quince. Los argentinos galardonados fueron las cervecerías Astor, Ancestral, Beata, Antares, Bierhaus, Bärfuss, Bohr, Berlina, Cheverry, Blasus, Bragdy Jones&Jenkin, Buller, Darwin, Cuatro Joker, Crafter, Cachalote, Juguetes Perdidos, Gorilla, Glück, Minga, Laurus, Nihilista, Nuske, Pichincha, Peñón del Águila, Okcidenta, Ogham, Ortuzar, Uelt y Most.

El evento realizado Santiago, contó con la participación de 18 países y 1680 marcas de cervezas artesanales, que se encuentran en pleno ascenso en el mercado, en competencia con las industriales. A su vez, el torneo fue acompañado de jueces de renombre internacional, maestros cerveceros y amantes de la cerveza de todo el continente.

Astor fue elegida como la mejor cervecería argentina del certamen. La misma está ubicada en la Plata y ya tiene seis años de vida. Además de este reconocimiento, obtuvo dos medallas de oro, una por su Session IPA y otra por su “Hoppy Golden” en el estilo Blonde Ale.

Santiago, uno de sus dueños y fundadores, en dialogo con A la fresca!, manifestó su alegría por los premios obtenidos en Chile y dijo: “Aún no caemos. No esperábamos que íbamos a conseguir tanto y encima ganarles a las cervecerías más importantes del país”. Asimismo, Santiago, describió las características de las birras que representaron y consiguieron los premios para la marca Astor. “La Hoppy Golden es fuertemente aromática y con características maltosas. Está hecha con trigo, lúpulos americanos como el Mosaic y el Citra, y con levadura grado 05. Una gran característica es que posee una buena tomabilidad. La Session IPA, de un amargor contundente, pero de agradable aroma, hecha con malta biscuit y las bases de las Pale Ales. Posee 5 por ciento de graduación alcohólica”.

En este contexto, no se puede dejar de destacar la gran actuación de Argentina en esta copa América, quedando segunda en el medallero. Para Santiago de Astor, que la cerveza artesanal de nuestro país se esté prendiendo a lo más alto internacionalmente es signo de que “Hace tiempo que se vienen haciendo las cosas bien, como por ejemplo pregonando más por la calidad del producto, todo eso sumado a que hay mucho diálogo con otras cervecerías y mucha camaradería. Es un aprendizaje en conjunto”.

La birrería Bärfuss, oriunda de La Plata desde ya hace ocho años, recibió la medalla de oro por su cerveza “Crazy Hoops” en el estilo APA. Leo, su fundador, definió como “increíble” la sensación que dejo haber hecho una gran actuación en la competencia, en la que ya venían con un oro y un bronce el año pasado.

Asimismo, describió a la “Crazy Hoops”, cerveza con la cual ganaron el oro, como “una American Pale Ale con lúpulo balanceado. Tiene características cítricas en aroma y en boca, y un balance hacia el lúpulo con la impronta de Bärfuss”. Con respecto a la gran participación argentina en el certámen continental, Leo fue contundente cuando dijo que “eleva mucho la vara en cuanto a la calidad porque pone una presión de selección por parte de los consumidores”. Por eso sostiene que la cerveza artesanal en la Argentina llegó para afianzarse en calidad y compromiso”.

La American Amber Ale de Gorilla es una cerveza de estilo americano de color rojizo con fuerte presencia de maltas caramelo, algo de chocolate, con un blend de lúpulos americanos Citra, Cascade, Mosaic y Simcoe en sabor y aroma. Tiene una graduación alcohólica de 5.3 e IBUs 39. Este estilo se llevó una medalla de bronce de la Copa América y ya ha ganado una medalla de plata en la Copa Argentina de Cervezas 2017 y segundo puesto en el Mundial de Birra. “Este reconocimiento refuerza nuestro objetivo de ofrecer en el mercado local estilos de calidad y estándares internacionales. Nuestro trabajo no termina acá, sino que es un punto de partida para seguir elevando el nivel profesional de nuestras cervezas día tras día” comenta Ramiro Rodríguez Etchelet, brewmaster y socio fundador de Gorilla Cervecería Argentina.

Por su parte, otro de los que se llevó un oro fue Most en la, siempre tan difícil, Imperial Stout. Martin Westerdahl, brewmaster de la marca comentó que “la Imperial Stout es un estilo muy interesante y desafiante de hacer porque te da mucha libertad para elegir los insumos a utilizar. Lograr el equilibrio entre todos ellos fue el gran desafío”. La primera Imperial que hicieron en Most fue en colaboración con BrewHouse Mar del Plata y después le supieron dar su propia forma. “Le dimos crianza en barrica, controlando que la madera no le de ningún tipo de acidez y que sí den notas que ayuden a redondear los sabores propios de una cerveza tan intensa”, agregó.

“Presentamos varios estilos y la Imperial era a la que mejor expectativa le teníamos. El premio, de todas formas, fue una grata sorpresa para nosotros y estamos muy contentos con lo que salió. Nuestra idea es no negociar la calidad en ningún aspecto y en ninguno de nuestros estilos”, explicó Westerdahl quien concluyó: “La apuesta de Most es ir a un mercado distinto, complejo, con cervezas caras de hacer, con procesos mucho más largos y niveles de refinamiento distintos”.

Por Bruno Sancio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here