“Para prevalecer hay que tener un proyecto a largo plazo y apostar a la calidad”

0
527

Muchos proyectos de cervecería artesanal nacieron casi como un hobbie que se fue profesionalizando. Este tipo de emprendimientos no son posibles, o al menos es muy difícil, que se puedan llevar a cabo por una sola persona a la vez. Es necesario el apoyo de varios otros para poder avanzar, para crecer. Así, en comunidad, se mueve Tropel, una cervecería ubicada en Rawson 1050, Luján y que, hace poco, inauguró su bar en la fábrica para invitar a otros de la comunidad a compartir su historia y su birra.

Tropel tiene como estilos fijos Cream Ale, IRA (los más pedidos por los clientes), American IPA, ESB, Honey y Porter. Federico “Pedu” Pedurán, socio de la marca, comentó que quieren lanzarse a hacer estilos nuevos como New England IPA, una Brut IPA o una Juicy IPA de manera rotativa y que no descartan la posibilidad de comenzar a embotellar o a enlatar como para llegar directamente a la casa de los consumidores.

-¿Qué los impulsó a hacer birra?

Uno de los chicos estaba estudiando ingeniería industrial, y analizó el tema de la producción de cerveza artesanal como tesis universitaria. Finalmente se decidió por otro tema, pero le quedaron las ganas de probar el hecho de hacer cerveza. Lo propuso al grupo de amigos y nos prendimos todos. Primero arrancamos leyendo mucho y estuvimos un año armando el equipo necesario. Si bien la cervecería está activa hace seis años, comenzó fines del año 2012, estuvimos entre un año y medio y dos preparando la fábrica y cocinando para nosotros hasta perfeccionar las recetas que después íbamos a vender. Empezamos con un equipo de cincuenta litros que ideamos por nuestra cuenta. Todos los sábados nos juntábamos a planificar o a cocinar. Cada vez nos fanatizamos más y nos fuimos adentrando en el mundo de la cerveza artesanal

-¿Cuánto produce Tropel hoy en día? ¿Tuvieron alguien con experiencia que les diera una mano en los principios?

Hoy estamos produciendo aproximadamente doce mil litros por mes. Este año hicimos un plan para llevar la fábrica a una capacidad de aproximadamente veinte mil litros. No recurrimos a nadie en particular, pero sí leímos mucho en los foros de Somos Cerveceros y leímos libros del tema.

-¿Qué objetivos tienen a corto/mediano plazo?

Hace muy poco terminamos de completar los objetivos que nos habíamos puesto para este año (apertura del bar de fábrica y ampliación de la cervecería), así que estamos en un momento donde tenemos que sentarnos a planificar los nuevos objetivos y ver qué rumbo queremos seguir. Siempre hay muchos aspectos en los que mejorar y crecer y vamos a tratar de poner energías en eso. Sin dudas, un objetivo es comenzar a jugar con estilos rotativos, abrir más seguido las puertas de la fábrica para visitas o cursos y explorar otros canales de comercialización como las latas o botellas.

-¿Cómo les impactó la última devaluación y qué estrategia tomaron para la elaboración de la cerveza?

Nos impactó mucho ya que los precios de los insumos se dispararon totalmente, incluso los que son nacionales. Por otro lado, nos encontró en medio del plan de expansión en donde adquirimos nuevos barriles, fermentadores y muchos otros elementos atados al precio del dólar. Nuestra apuesta siempre es por mantener la calidad y eso no lo negociamos. Ante esta situación nos apoyamos mucho en nuestro bar de fábrica y en nuestros clientes de siempre, sin dejar de buscar nuevos bares a los que pueda interesarles nuestras cervezas

-¿Crees que el mercado de la birra artesanal sigue estando, mayoritariamente, en los bares o que deben empezar a plantearse otros canales de comercialización?

Creo que todavía hay mucho para hacer y crecer junto con los bares, pero es verdad que hay muchos otros canales de comercialización que están comenzando a surgir y tienen un largo camino por delante. Podría llegar a ser una opción que hay que tenerla en cuenta.

-Ustedes usan el concepto de “manada” tanto en las redes sociales, como en el nombre de la cervecería, invitando a la gente a que se una. Incluso, usan la premisa “apoyá tu cervecería local” ¿Cómo ves la actualidad del consumo de birra en Argentina?

Creo que estamos atravesando un momento particular en donde el mercado ya está bastante lleno de productores de cerveza, bares, fabricantes de equipos, importadores de insumos, etc. La cerveza artesanal en Argentina venía creciendo a pasos agigantados y ahora esa curva empieza a ser menos pronunciada. Para prevalecer es muy importante tener un proyecto a largo plazo, diferenciarse y, por supuesto, apostar a la calidad. Nosotros invitamos a la gente a sumarse a esta hermosa movida, a ser parte, y a apoyar emprendimientos locales cuando puede elegir entre éstos y una cerveza elaborada por una multinacional.

-¿Cuáles son tus birrerías artesanales nacionales preferidas?

La verdad es que me gustan muchas cervecerías. Si tengo que mencionar algunas te diría: Juguetes Perdidos, Minga, Itzel, Strange, Astor Birra, Lumpen y Deleuze. Pero la verdad hay muchas más que pondría en la lista. Por ahí lo mejor sería decir estilos por cervecería. Por ejemplo, me gusta mucho la Bock de Blest, la Milk Stout de Manush, la Apa de Minga, la Dubbel de Deleuze, la Belgian Blonde de Lumpen, etc.

Por Alejandro Tellería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here