La empresa Tucan Craft ofrece servicio de enlatado de birra, etiquetado, distribución y comercialización de latas de cerveza artesanal

Para entrar en el mundo de la cerveza artesanal no hace falta estar cocinando birra. Son muchas las formas en las que las empresas se pueden involucrar en la movida. Tucan Craft es un emprendimiento que enlata cerveza artesanal “a domicilio”, es decir, trasladan los equipos directamente a las fábricas. Como son máquinas portátiles, pueden producir hasta mil latas en una jornada, manteniendo la misma calidad que en el barril. En un mercado artesanal que tiene el 90% en este formato, el enlatado es una opción para llegar directamente al consumidor, algo que Tucan entendió desde los orígenes.

Hablemos puntualmente de Tucan, ¿desde cuándo están laburando con las cervecerías?

Estamos desde febrero del 2018 tratando de buscar una veta de servicio, es decir, algo que pudiéramos ofrecer a las cervecerías artesanales. Empezamos a buscar quienes fabricaban enlatadoras y encontramos que había una opción china, cuya calidad es muy buena, pero el día que se rompe algún componente, había que esperar a que llegue. Otra opción eran máquinas americanas que producen cerca de 2500 latas en una hora. La inversión era cerca de 200 mil dólares. La tercera opción, que fue la que optamos, era comprar localmente. Descubrimos que en Mar del Plata estaba la marca Orengia e inicialmente compramos solamente el crowler. Como la birra no se podía mantener bien por más de 24 horas, pedimos la llenadora isobárica. Llegó en noviembre y ahí empezamos con las pruebas. Para enero de este año nos lanzamos con eso, y hoy en día, la maquina está operando todos los días.

¿Cuál es su visión de trabajo?

Como nosotros no tenemos una máquina que enlate sola, nuestra capacidad es bastante limitada. Entonces, se nos ocurrió que podíamos tener un modelo de negocios que fuera más estratégico. Por un lado, hacemos enlatado en fábrica: la idea de ir a las fábricas siempre fue la idea inicial. La segunda cuestión es que pensamos que además podemos diseñar y hacer las etiquetas y el etiquetado. Y la tercera opción, que es la que más está convenciendo a los fabricantes, es la comercialización y distribución. Suponé que te hago cinco mil latas, te las llevo a la fábrica y vos tenés que hacer el esfuerzo de comercializarlas y distribuirlas. Nosotros tenemos contacto con un montón de productores y también vamos a armar nuestro propio músculo de distribución. Además, montamos un sitio con un E-commerce que va a un modelo de negocios, como si fuera un club con suscripción, junto con la posibilidad de que vos puedas armar tu propio combo y poner productos, en distintos tipos de lugares pick up, para que el usuario pueda levantarlos en un lugar físico y acotar los gastos de logística a la fábrica. Y después del E-commerce, lo que empezamos a hacer en Tucan Craft es, con una lista de precios, salir a almacenes, kioscos, bares y restaurantes.

¿Y cómo está esa movida? Cada vez se ve más la lata…

Hay una limitación que los fabricantes tienen que saber: la fábrica debe tener habilitación y los registros de establecimiento y de producción. Una vez que tienen eso, ya está habilitado para comercializar con el consumidor final. La segunda limitación es que la cerveza artesanal enlatada tiene un precio superior a la cerveza industrial, que en muchos casos es el doble. Si vos la vas a ofrecer a un kiosco para que las vendan, le tenés que dejar un margen de ganancia y una lata que supera los 120 pesos no la vas a vender tan fácil, entonces lo que hicimos con los fabricantes es llegar a un acuerdo de precios en donde nos asociamos con ellos, para tener el mejor precio en góndola.

De todas formas, hay bares cuya pinta cuesta 160 pesos, por lo que encontrar una lata a ese precio no debería ser tan raro ¿Por qué el precio de un producto premium puede ser una limitación en ese sentido?

Ahí tenés una cosa muy importante que es la situación de consumo. O sea, un bar es una experiencia de consumo distinta a la que te da una lata que tomás en tu casa. En el bar, te juntás con amigos, pareja, etc. Y lo otro, es generar la costumbre para que la gente empiece a probar lata. Tucan no va a competir con el bar, sí con las estaciones de recarga.  Hay que tener en cuenta que el bar lo que tiene es la enorme infraestructura de costos: insumos, salarios, tarifas, alquileres, etc. Eso hace que no puedas vender latas porque ellos triplican el valor del costo. Nuestro propósito es vender packs desde cuatro latas, para competirle al growler. Hoy, ese four-pack al consumidor le significan cien pesos más de costo, pero con más calidad y variedad. El que quiere cerveza artesanal bien económica, va a tener que seguir yendo al growler, el que quiere un poco más, tendrá las latas.

El boom de la lata en EEUU fue más fuerte que acá…

La primera vez que se enlató en EEUU fue en 2002 y, desde ahí, el insumo tuvo muchísima evolución. Antes la lata tenía esa cosa de la transmisión del sabor y hoy tiene muchos procesos que evitan que se modifiquen cuestiones del producto. Otra condición que tiene la lata como ventaja sobre la botella es que no le entra la luz. Para los fabricantes, un punto a favor es que la lata es más apilable. La misma cantidad de litros ocupa menos espacio, menos volumen. La lata es también menos frágil que la botella. Y finalmente es mejor desde el punto de vista ambiental: una lata es ciento por ciento reciclable infinitas veces.

¿Cómo es el mercado de la lata en Argentina hoy?

La comercialización de las latas tiene otras cuestiones en Argentina, ya que hay un solo productor de latas, Ball. Es un insumo valorizado en dólares, por lo cual el enlatado es más costoso que el embotellado, pero tiene otros beneficios. Por eso, cuando una fábrica va a sacar presupuesto de enlatado, tiene que esperarse que sea un poco más caro. Si vos sos un productor chico, tenés que tercerizar la lata para llegar a una cantidad mínima. Desde Tucan, le compramos directamente a Ball y por eso a los productores les conviene contactarse con nosotros en lugar de comprarlas en internet. Para que te des una idea, para que una lata venga impresa desde fábrica de Ball se necesita un pedido mínimo de 500 mil unidades, y sólo de una variedad.

¿Qué tiene Tucan Craft de interesante para los productores? ¿Qué le aporta de distintivo?

En primer lugar, es el tipo de acuerdo que generamos con las fábricas. Nos centramos en la comercialización y en hacer crecer la industria de la lata. En segundo lugar, las latas nuestras no contienen cerveza pasteurizada. Descubrimos que una lata bien enlatada puede mantenerse hasta seis meses bien, o sea, que es una opción fresca que el productor tiene la certeza de que, así como la puso en el barril, de la misma manera va a la lata y directamente al consumidor.

La verdad que nosotros fuimos pioneros en el traer las máquinas hasta las fábricas. Detectamos que una empresa que está en Bernal, Alumcans, tiene una maquina fija y el productor le debe llevar el barril hasta ellos. Nosotros arrancamos con el mismo precio, pero con la diferencia de que el productor se ahorra el costo logístico de llevarlos hasta ahí. Además, en nuestra modalidad de trabajo en las fábricas, el productor está al lado nuestro mirando cómo lo hacemos. Lamentablemente no contábamos con una inversión tan grande y nos hubiera gustado comprar una maquina más rápida, pero vamos de a poco y vemos el progreso. Nosotros hemos duplicado cada mes la facturación en estos últimos cinco meses y cada vez tenemos mejores fabricantes y propuestas.

Conociendo la estructura de distribución de las cadenas de supermercados, ¿evalúan la posibilidad de comercializar en los supermercados chinos?

La mayor complicación que tenemos con los chinos es que el producto necesita estar en la heladera para mantener la cadena de frio. Y si el producto no tiene mucha rotación, no lo van a poner y lo van a dejar a la intemperie. Una forma de solucionar eso, es que podamos contar con nuestras propias heladeras para poder venderla, algo muy costoso. En cambio, yo sé que la llevo a un restaurant y que sé que van a respetar la cadena de frío. Nuestro proyecto es que Tucan tenga sus puntos propios de pick up, a través de un modelo de franquicias, con heladeras con productos de los productores que laburan con nosotros. Es un modelo que nos interesa mucho, pero todavía falta.

¿Cuántas marcas se encuentran enlatando con ustedes y en la tienda online?

Esperamos tener cinco para el final de este mes. Nosotros ofrecemos una prueba de 200 latas que les rinden como para un mes. Además, la idea es lanzar la marca Tucan Craft de cerveza. Vamos a comprar un batch a los productores para un estilo distinto hecho sólo para nosotros y le vamos a poner la etiqueta de Tucan Craft. Clientes fijos que nos piden todas las semanas son seis, después tenemos clientes esporádicos. La semana que viene arranca la séptima.

Por Alejandro Tellería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here