Birras ganadoras aquí y allá

0
179

A medida que la cantidad de productores aumenta, la vara con la que se mide la calidad de las cervecerías sube un poco más. Así se puede observar cómo en los certámenes internacionales, cada vez más birrerías argentinas logran llevarse mayor cantidad de medallas año tras año. Es una realidad. En estos últimos 20 días, dos competencias se destacaron: la Copa Mitad del Mundo, en Ecuador, y la Copa Argentina de Cervezas, en el que participaron las principales cervecerías del país. Destacarse en un torneo siempre es complicado, pero destacarse en los dos, es mucho más difícil.

Laurus es una cervecería platense que fabrica birra desde el 2013. Nunca se había presentado en un torneo internacional para competir con cervezas extranjeras. Sin embargo, gracias a la Cámara de Cerveceros Artesanales de Argentina (CCAA), Laurus pudo llegar a la Copa Mitad del Mundo en Ecuador. Allí, la birrería obtuvo medalla de bronce en la categoría Fruit Beers, plata en German Wheat Beer y oro en Specialty Wood Agged con su cerveza “Diagonales”. Esta birra, además, ganó la medalla de plata en la Copa Argentina de Cervezas de este año.

“Que tres estilos de cuatro fuesen premiados en Ecuador para nosotros fue una locura. No lo esperábamos porque era nuestra primera experiencia internacional y el nivel de los jueces y de los otros concursantes era muy bueno”, comentó Ignacio, brewmaster de Laurus quien destacó la importancia de los argentinos en el torneo al decir que, como él fue juez en ese mismo certamen, pudo ver que una de cada tres muestras que había eran de estas tierras.

“La “Diagonales” la hicimos por primera vez el año pasado y fue con una colaboración de Antares de La Plata. Ese mismo lote es el que mandamos hace poco a Ecuador y obtuvo el oro. Se usó la misma receta que hicimos en el equipo chiquito de Antares y la volvimos a hacer en el nuestro. Parte de eso, lo añejamos en la barrica de ellos y esa cerveza es la que ganó en la Copa Argentina de Cervezas”, mencionó el platense.

La “Diagonales” es una Wee Heavy, estilo escoces, de 9,5% de alcohol, con un paso por barrica de madera previamente hidratada con whisky escocés. Tiene un dulzor medio-alto y amargor bastante bajo que se amalgama con las notas a whisky, a madera y a vainilla. Si bien su tomabilidad es alta a pesar de su nivel alcohólico, es una cerveza para tomar en pocas cantidades y a temperatura no muy fría.

Otro de los galardonados en ambas competencias fue la microcervecería palermitana Aldea. Ellos consiguieron medallas de plata y oro en Scottish Ales y Historical and Traditional Beer respectivamente en Mitad del Mundo y la medalla de bronce gracias a su “Eureka Golden Ale” en la Copa Argentina. Miguel De Nicola, head brewer de la marca, aseguró que su “Sathi Finlandesa”, galardonada con el oro en Ecuador, la hacen desde 2013 y que, en ese momento, no se contaba con parámetros específicos del estilo, sólo descripciones e historias que podía conseguir on-line. De hecho, tenían una versión anterior a la ganadora de la medalla que era un poco diferente, pero cuando se actualizó el BJCP ahí la rediseñaron.

“La “Sahti” es un estilo histórico de origen finlandés, es muy interesante porque se utiliza distintos cereales como trigo, avena, cebada y centeno. En términos generales es una cerveza de cuerpo medio a alto, de 8% de alcohol en promedio, de aspecto turbio y color claro a ámbar, con marcadas notas a cereales, clavo, banana y pino”, agregó De Nicola.

“Si ganas una medalla, más allá del reconocimiento y el orgullo que te brinda, te sirve como herramienta de venta en un mercado argentino muy competitivo. Pero más allá de esto, lo interesante son las devoluciones. Te indican lo que está bien o mal en tu cerveza, procesos, etc. Si bien a veces intuís que algo no estás haciendo del todo bien, tener un juez que te lo diga te confirma tus dudas y te ayuda mucho. El problema ahora, para Miguel sobre todo, es que en 2019 vamos a tener que poner la vara más alto todavía”, sumó Sylvain Baudry, responsable Comercial, de Aldea.

“Pasamos muchos concursos sin ganar una sola medalla, en lugar de desistir lo que hicimos fue analizar las devoluciones y ejecutar un plan de mejoras de calidad, tanto en la receta como en los procesos. La clave es calidad, perseverancia, estrategia y responsabilidad. Obtener un reconocimiento en medio de tantas fábricas es algo que nos llena de alegría y nos deja en una buena posición en nuestro mercado local”, cerró el head brewer.

Está claro que, a medida que pasa el tiempo, mayores conclusiones se pueden sacar de cómo está evolucionando el mercado cervecero artesanal actual en el país. “Los bares suben el nivel y los consumidores se van haciendo una educación de lo que les gusta o no. Por otro lado, se encuentran también muchas cervezas de mucha menor calidad, no cuidadas pero que se venden por precio. Creo que todavía el mercado es muy desparejo”, opinó De Nicola mientras que el brewer de Laurus consideró que las competencias cerveceras en Argentina ponen “la vara más alta en algunos estilos, pero en líneas generales la forma de juzgar en otros países es la misma, o muy similar. Acá capaz competimos con cervezas más similares”.

Por Alejandro Tellería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here