Cervezas de Navidad, pero del otro hemisferio

0
274

Las cervezas navideñas existen desde hace siglos, sin embargo, no se pensaron para estas latitudes.

En la birra, la historia la cuentan los que viven en el hemisferio norte. Ya sea en Europa o en Estados Unidos, cuando se piensan en cervezas navideñas, se imaginan birras complejas, maltosas, especiadas y con un gran contenido alcohólico. Birras que están pensadas para climas fríos, lejos de las temperaturas de diciembre en el sur del planeta.

Ya la guía del BJCP enuncia que las cervezas para tomar en la época de Navidad, son las de Temporada de Invierno o Winter Seasonal Beer y son estilos “que sugieren un clima frío” y pueden incluir especias típicas de las fiestas, azúcares especiales y otros productos que recuerdan la mezcla de especias o postres de la Navidad. Las notas a jengibre, galleta, budín recién horneado y cognac suelen ser buscadas en estas birras. Bien para las navidades inglesas.

Visualmente, estos estilos suelen ser entre ámbar y marrón muy oscuro, traslúcidas y sólo en las versiones más oscuras pueden ser opacas. De todas formas, algo de turbidez es no sólo aceptable, sino también buscado, en particular para las más especiadas. Generalmente tienen una buena retención de espuma que a menudo es de color blanquecino a ligeramente amarronado.

En cuanto al aroma, la idea es que de reminiscencias a la Navidad europea o norteamericana. Según la guía del BJCP, las notas a galletas de Navidad, pan de jengibre, pudín de Navidad tipo inglés, árboles de hoja perenne o especias de mulling, son las buscadas. Además, el perfil maltoso debe ser balanceado, en asociación con los otros ingredientes que puede tener como miel, candy sugar, melaza, etc. Una buena combinación es también con los cítricos de invierno como naranjas y mandarinas. A su vez, los ésteres pueden combinarse con el carácter de las maltas y dar notas a pasas, ciruelas, nueces o avellanas. Eso sí, el aroma del lúpulo tiene que ser muy sutil y/o especiado como el que da el Cascade o el Hallertauer.

En lo que respecta al sabor y a la sensación en boca, las bases de malta o de un dulzor maltoso deben ser infaltables. Las notas a caramelo, pan, chocolate, frutas secas, nueces, ciruelas e higos (en especial en los estilos belgas) tienen que acompañar a esa base. Para aquellos que le pusieron alguna fruta como cáscara de limón o de naranja o algún tipo de azúcar fermentable como miel o azúcar mascabo, debe notarse aquí, pero sin opacar al resto de los ingredientes. ¿El lúpulo? Sólo para balancear el dulzor. Al ser cervezas que suelen tener un contenido alcohólico más alto, se puede percibir el calor en boca, un cuerpo medio o alto, dependiendo del estilo elegido.

De acuerdo al gran divulgador cervecero Michael Jackson, él incluye dentro de sus cervezas para Navidad, birras del estilo Bock, Barley Wine, Strong Ale, Bitter, Spicy Ale, entre otras. Un ejemplo comercial típico es la Samichlaus Bier de Suiza. Su nombre, refiere a “Santa Claus” en el dialecto hablado entre Suiza y Alemania y se elabora, todos los años, el 6 de diciembre. La birra es una Doppelbock que se deja madurando todo el año para recién comercializarse al siguiente año de elaboración. Esta cerveza fue creada por Hürlimann, hasta que dejó de hacerse entre 1996 y 2000 cuando la fábrica fue absorbida por Feldschlossen. Luego, la receta fue vendida a la birrería austríaca Schloss Eggenberger, quien la elabora en la actualidad. Para Jackson, de las lagers mundiales “superfuertes”, Samichlaus es “la más compleja y satisfactoria”.

Pero no sólo hay birras así en Europa. En nuestro país, sólo por mencionar algunos ejemplos, un gran exponente de la Doppelbock es la que elaboraron Salmón Birra con Yorka, añejada en barricas de roble francés durante 16 meses y que consiguió la medalla de bronce en la Copa Latinoamericana de Cervezas de este año. En ese mismo certamen, Okcidenta logró la medalla de plata con su “Barley Wow” en la categoría Wood-Aged Beers. Una cerveza que tiene notas a madera, whisky, higos y chocolate.

De todas formas, si pensamos en una birra de Navidad argentina, es inevitable pensar en la “Cuveé de Nöel” de Juguetes Perdidos. Se trata de una Winter Ale basada en una Strong Dark Belgian Ale, generosamente especiada con cardamomo, pimienta de Jamaica, anís y cáscaras de naranja. A su vez, estuvo madurándose en barricas de cognac francés. Esta birra fue reconocida hace un mes con una medalla de plata en Bruselas, en una competencia internacional, quedando a la par de la Delirium Nöel belga.

¿Y si pensamos en este lado del mundo? Claramente tendremos que resignificar el tipo de cervezas para la Navidad cálida del sur. Lo que sí parece tener en común las festividades de ambos lados, es el brindis y allí hay algo para explotar. Generalmente, la tradición es brindar con champagne o con sidra, pero podría sustituirse con cervezas que se asemejen a los espumantes. Las Brut IPA, fueron logrando durante todo el año complejidad y perfeccionamiento y, al día de hoy, son excelentes opciones. El año pasado, este medio realizó un artículo sobre este estilo que, en un futuro, ampliaremos.

Además, a estas cervezas les podemos sumar las Gose que pueden asemejarse a esos ricos espumantes. Entre las argentinas, una de las más destacadas es Ogham, que consiguió la medalla de bronce en la copa Tayrona de Colombia con su “Contemporary Gose” Por otro lado, la “Sandía Limada” de Peñón del Águila ha hecho que la birrería consiga los primeros puestos en competiciones internacionales muy importantes como Aro Rojo. A su vez, recientemente sacaron una Brut IPL con ananá, llamada “Ananá Ferreira” y es, sin dudas, otro gran exponente.

De todas formas, los grandes libros cerveceros, insisten con que las cervezas “de Navidad” son otras. Si bien estas cervezas, por su complejidad, cuerpo y cantidad de alcohol, no acompañan a la Navidad veraniega del hemisferio sur (ni hablar del maridaje), está bueno poder encontrar el momento adecuado para, de vez en cuando, tomar una y viajar mentalmente a esas fiestas invernales, coloridas y familiares. Momentos donde la calidez está en las cosas que comemos, que tomamos y en los pequeños detalles que nos rodean. Cervezas que nos hacen recordar que las cosas buenas están en casa.

Por Alejandro Tellería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here