El magiclick, la birome, el colectivo y el dulce de leche son algunos de los inventos argentinos que nos llenan de orgullo pero, ¿por qué no incluir a la lista un nuevo estilo de cerveza propio de estas tierras? Eso fue lo que pensaron Ricardo “Semilla” Aftyka junto a otros birreros de Somos Cerveceros en 2013 e inventaron la IPA Argenta, una variante de las India Pale Ale con lúpulos 100% argentinos, que vale la pena recordar en estas fechas.

“Decididamente amarga y lupulada, refrescante y moderadamente fuerte. La clave del estilo está en la tomabilidad sin asperezas y con un buen balance”. Así categoriza el Beer Judge Certification Program (BJCP) a la IPA Argenta, uno de los dos estilos (el otro es la Dorada Pampeana) que el BJCP reconoce como un estilo oficial. La variedad de lúpulo que predomina en la IPA Argenta es el Cascade, seguidas de otros dos tipos que son el Mapuche y Nugget, aunque estas dos últimas variedades se conseguían muy ocasionalmente en el mercado local en ese momento.

“Estudiando un poco, vi que le estábamos sacando poco provecho al hecho de ser uno de los pocos productores mundiales de lúpulo y de ahí salió la idea de IPA. En ese momento no había tanta variedad como ahora”, asegura Semilla para A la fresca! aunque reconoce, entre risas, que una gran motivación fue que estaba “repodrido” de la Dorada Pampeana.

A partir de su creación, cientos de cerveceros de todo el país comenzaron a elaborar esta birra tan argentina. “Las IPAs son muy particulares. De sabor amargo, fuertes y aromáticas. Después de haber probado otros estilos, es inevitable que no termines con una IPA Argenta en la mano”, dice Ignacio Marcerano, brewer de El Aljibe, cervecería que hace su propia versión con cinco lúpulos argentinos en un “homenaje a la Madre Patria”. Con ese mismo espíritu, Peñón del Águila eligió hacer una cocción especial para el pasado Mundial de Rusia 2018.

Martín Desimone es gerente de Old Hops y decidieron incorporar este estilo, elaborado por Cupla, en forma fija a las opciones que ofrecen al público. “El nombre de IPA Argenta levanta muchísimo porque la gente tiene un gran amor por lo propio. Les encanta las IPAs y, el hecho de que sea Argenta, con lúpulos y maltas nacionales, llama mucho la atención. En la pizarra sobresale del resto por su componente emocional”, destaca Desimone.

Retomando los orígenes

Cuando Semilla estaba pensando la receta de lo que después sería esta IPA sudamericana, uno de los primeros desafíos fue el de diferenciar la IPA Argenta de las IPAs del BJCP: English IPA y American IPA. De allí que, además de usar lúpulos nacionales, se incluyó una parte de trigo en el malteado para ser una variante de la American IPA. “Siendo Argentina, también, productor de trigo y teniendo los lúpulos argentinos reconocidos por su perfil cítrico, enseguida apareció la idea del maridaje de la Witbier”, agregó Semilla que destacó que la idea fue hacer una IPA con trigo, y no de trigo, que ya existía. Esas fueron las indicaciones para las pruebas.

Una vez elaborada la receta, el siguiente paso fue que esta sea reconocida por los grandes comités internacionales. Para ello, ayudaron mucho Martín Boan, Centro de Cata de Cervezas y organizador de los exámenes de BJCP en Argentina, y Stan Hieronymus, autor de “For the Love Of Hops” (Por el Amor al Lúpulo) entre otros importantes libros de literatura cervecera, perteneciente a la colección “Brewing Ingredients” de la Brewers Association. Hieronymus ya conocía la IPA Argenta en su última visita por Argentina y se logró incluir el estilo en la categoría “Experimental IPA”, para luego formar parte de los “Estilos locales”.

“Para mí es un orgullo, no en lo personal, sino como argentino. Somos el único país fuera de Estados Unidos y Europa con dos estilos reconocidos en BJCP. Sentimentalmente me fue muy fuerte estar en un pub de Londres y ver una canilla de una micro local con IPA Argenta”, comenta emocionado Semilla que subraya que la birra “es una opción más”, que hay que seguir mejorándola siempre y no sólo porque diga “Argenta” la gente la va a elegir, sino porque la birra “está buenísima”.

Por Alejandro Tellería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here