La revolución femenina en la cerveza

0
468

La historia confirmó que la cerveza fue descubierta y producida en distintas partes del mundo por las mujeres. A medida que fue pasando el tiempo, los hombres se adueñaron cada vez más de ese mundo, pero actualmente en Argentina, cada vez más mujeres se suman en conjunto.

“Birreras surgió en una cocción que se realizó en el evento de ‘Birrearte’, donde éramos todas mujeres. Allí, una chica estadounidense nos comentó de las Pink Boots, una organización de mujeres cerveceras que se empezaron a asociar, pagan una membresía, tienen capacitaciones, sortean viajes al exterior y un montón más de beneficios”, contó Alejandra Alomo, representante de Birreras Argentinas y agregó que la idea les “copó a todas” y con muchas “juntadas de por medio” y un grupo de WhatsApp, se formó la organización.

Birreras Argentinas es un conjunto de mujeres relacionadas a la cerveza artesanal pero que realizan diferentes actividades: hay Homebrewer, Brewemaster, dueñas de fábrica, bares, empleadas administrativas y control de calidad y muchas otras más. Hoy en día son 33 chicas las que integran el grupo y siempre se van sumando más a lo largo de todo el país. “La mayoría estamos de acuerdo con que queremos que nos reconozcan por el trabajo y no por una cuestión de género”, expresó Alejandra y confesó que por lo pronto tienen muchas ganas de hacer capacitaciones para aquellas que quieran incursionar en la birra. “En algún momento, se armará un evento propio en donde los invitados sean los hombres pero por ahora tienen una necesidad de aprender de todas”, aseguró Alejandra.

El mundo cervecero no es solo fabricar y cocinar, sino también, degustar y dar a conocer algunos datos para los que no son muy cercanos a la cerveza artesanal o para los que les interesa saber más sobre la complejidad de una birra. Paula Samira, mejor conocida como Ladybirraok en Instagram, es una de las encargadas de reflejar sus intereses y su pasión por la cerveza a través de sus redes sociales, en donde asegura que sus seguidores son imprescindibles para darle color día a día. En las notas de cata que hace para su cuenta de Instagram, se mimetiza con los clientes de cualquier bar y asegura que ellos merecen atención porque no es sólo una venta, sino que, existe un valor agregado y una historia que recordar.

“La cerveza no sólo es una elaboración en estilos y variantes, sino el símbolo de unión para muchas personas que reflejan su momento de dispersión”, aseguró Paula. Ella entró en el mundo cervecero atravesando un camino de curiosidad y dudas de porqué nunca veía mujeres indagando ser cocinera o brewmaster. Así, decidió adentrarse tanto en la fabricación como en la degustación del producto terminado, y desde su lugar de consumidora, queriendo informarse y aprender. Respecto de la relación entre hombres y mujeres en el mundo cervecero, asegura que se creó una comunidad de equidad y respeto entre todos los amantes de esta preciada bebida y es necesario que las mujeres demuestren que también pueden pertenecer.

Carrie Nation fue uno de los personajes más reconocidos del movimiento de la templanza, una lucha contra el alcohol. Ella se caracterizaba por entrar a las cervecerías y destrozar todo el lugar con un hacha. Aquí, un grupo de tres mujeres decidió homenajearla y abrieron la primer cervecería temática de Almagro. “Cada cuadro tiene una parte de la historia que cuentan en la carta y los platos se refieren a algo de su vida”, expresó el team de Calmate Carrie integrado por Gimena Lepere, Tamara y Gimena Souto.

“La idea siempre fue abrir en un barrio y por eso elegimos esta esquina de Almagro. Queríamos abrir una cervecería pero que además nos deje algo más que solamente tomar una cerveza. Por eso acá quisimos lograr un punto de encuentro y que además, conozcan la historia de Carrie que es tan contradictoria con el rubro”, contó Gimena y agregó que todo está plasmado para que vos te sientes, tomes una birra y entiendas un poco el porqué de “Calmate Carrie”.

“Hoy me parece que la cervecería es un lugar de encuentro, salís de trabajar y tenés que ir a una por el cumpleaños de una amiga, juntada after office o lo que sea y si llueve o hace calor, también”, aseguró la dupla de Gimenas que aseguraron que son lo que querían ser.

Si bien no hay un clima de machismo generalizado, el ambiente cervecero es muy masculino. Es raro ver a una mujer involucrada en los procesos de elaboración, producción o de degustación sensorial. Incluso, para muchos consumidores es extraño considerar que una mujer sea la dueña o gerenta de un bar o cervecería. Sin embargo, vivimos por suerte, en una época donde estos paradigmas están cambiando y en el que las mujeres adquieren y reclaman ese nuevo espacio.

Por Lourdes Maidana

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here