Luego de una importante caída en el consumo cervecero en el 2016 y de un repunte en el 2017, el 2018 tuvo un comienzo incierto. Uno de los factores principales que afectan estas subidas y bajadas es la inflación. Según datos de la consultora Focus Market, publicados por el diario Clarín, “las cervezas registraron aumentos que van desde 20% al 57,6% comparando el acumulado del primer trimestre del 2018 en relación al mismo lapso del año anterior”.

Si bien el informe destaca que esos datos fueron obtenidos a través de los lectores de scanner de los supermercados y autoservicios, no estaría reflejando la totalidad de los aumentos en los precios de las ventas cerveceras. Los supermercados chinos fueron quienes más se acercaron a los números que publicó el diario. Según aseguraron a A la fresca!, el promedio de los aumentos al público fue de un 35%, ocasionados en parte, por un incremento en los costos y en las tarifas.

Sin embargo, para las tiendas de cervezas que ofrecen birras tanto importadas como nacionales, los factores son distintos. “No hay un aumento general de precios para todas las cervezas por igual. De todas formas, el límite máximo de incremento sería del 35%”, aseguraron desde la tienda palermitana Bodega de Cervezas.

Tanto ellos como la tienda Brewer, aseguraron que un motor importante para las subas de los costos de las cervezas extranjeras es el nuevo impuesto interno que ronda el 9%. Esto sumado a una devaluación de la moneda frente al dólar en un 10% desde enero hasta hoy, da como resultado un incremento, para el comerciante, de casi un 20%. “Este año subimos los precios al público un 10, 12 y 15%. Estrella Galicia fue una de las cervezas que más aumentó. Estaba barata, pero con el éxito de La Casa de Papel, el importador subió el precio casi un 40% y nos llamó la atención”, afirmaron desde el local de Munro.

Desde la tienda Beer and Go, ubicada en plena calle Corrientes, “tenés que trasladar los aumentos a los precios, sino te los tenés que comer”. “Hay aumentos, pero son los que se desprenden de la inflación y de la suba del combustible y los servicios como la luz, por eso es difícil hablar de un porcentaje concreto”, afirmaron desde el comercio.

Ante esta situación, los comerciantes son quienes tratan de ponerle un freno para que las subas en los costos no impacten tanto en los importes que van al público. Cada vez más lejos de la supuesta meta del 15% de inflación impuesta por el gobierno, las cervezas consumieron el 66% de ese objetivo, como mínimo, en los primeros tres meses del año. Para diciembre, los precios estarán muy por encima de la inflación anualizada y, por el momento, esto se demuestra en un consumo masivo que no se recupera.

Por Alejandro Tellería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here