Salimos “De Gira”

0
7

Cervelar

En Cabrera al 4399, dentro del barrio de Palermo, se encuentra una de las ocho sedes de la cadena de cervecerías artesanales Cervelar. Su gran variedad en el menú la convierte en un lugar no sólo para beber, sino también para comer. Dentro de las opciones se encuentran ocho tipos de hamburguesas, que van de $140 a $180; cinco tipos de tablas, de $178 a $455; cinco variantes de sándwiches, de $125 a $152; entre otras opciones.

En lo que a bebidas se refiere, además de contar con las típicas cervezas tiradas (media pinta $70, pinta $100), cuenta con una variedad de cervezas importadas tanto regionales como extranjeras. Estas se dividen en cervezas claras ($80 a $280), cobrizas ($100 a $220) y negras ($115 a $260).

De todas formas, cuenta con algunos pocos puntos bajos, como por ejemplo los bancos incómodos y la tibieza de las papas fritas.

Con un ambiente musical acogedor, Cervelar es el lugar perfecto para tomar algo, cenar y pasar un buen tiempo entre amigos.

11.25

En Leopoldo Marechal al 832, Parque Centenario, se encuentra la 11.25, que puede definirse como la típica cervecería de barrio. El tipo de mesas (en su gran mayoría compartidas), los bancos y la música (mayormente rock), configuran un ambiente para la típica juntada de “tomar birra con amigos”.

Este lugar cuenta con cervezas tiradas de 15 clases distintas, en los que predomina la rubia con ocho tipos por sobre las negras (4) y las rojas (3).

En lo que respecta a la comida, la variedad es más reducida que en el anterior lugar. El menú ofrece cuatro tipos de hamburguesas, que van de los $135 a los $150, y también seis variedades de pizzas, que cuestan entre $140 y $155. A su vez, cuenta con comida para compartir como picadas, papas rústicas y quesadillas. Sin embargo, hubieron algunos polémicos detalles de 11.25 que llamaron la atención, como por ejemplo, que no ofrecieron platos para la pizza y la misma puede venir un poco quemada en la parte inferior. A pesar de todo, la atención del lugar es muy buena.

El punto fuerte de este lugar es que el famoso “Happy Hour” que se da todos los días de 19 a 22. Durante este horario, la pinta ($90) baja su precio al mismo que la media pinta ($60).

Hops

El bar Hops (Castillo al 422, Villa Crespo) es a donde hay que ir para comer exquisiteces, beber buenas cervezas y tener un buen momento. Sus luces bajas y su música crean un escenario ideal para pasar un buen rato, sumado al estilo que lo caracteriza: No hay una carta como se acostumbra a tener en los restaurantes convencionales, sino que el menú se encuentra escrito en pizarras que cuelgan de las paredes.

En ellas están pocas opciones dentro de lo que es comida pero bastante variado, con platos de diversas culturas: knishes de papa ($50), empanadas de goulash ($35), o panchos que se preparan al estilo mexicano o alemán ($120). Pero lo más interesante es el menú del mes, que incluye un plato recomendado por el local y una pinta de cerveza por un gran precio, que según los mismos encargados del bar no sobrepasa los $180. Si bien las comidas tienden a ser buenas, el pollo del menú del día deja mucho que desear debido a que prácticamente no tiene sabor.

El lugar cuenta con ocho tipos distintos de cervezas tiradas, de las cuales seis son rubias, una negra y otra roja; cuyos precios son de $60 la media pinta y $90 la pinta.

Por Tomás Aronna y Mariano Pugliese

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here