Pasaporte Cervecero: Oktoberfest, cinco meses antes

0
45

En el quinto episodio de este viaje bancado por Pasaporte Cervecero, probamos una Oktoberfest

Para los queridos amigos de “La Fresca de la semana”, ésta continúa su aventura gracias a Pasaporte Cervecero, en su quinta entrega de este viaje por las cervecerías porteñas. Las acaudaladas corrientes de la birra palermitana hicieron que podamos parar en Fausto Cervecería, Honduras 5715.

Entre las birras de su pizarra, el Pasaporte Cervecero da la posibilidad de elegir la que uno quiera. En este caso, fue una Oktoberfest de Growla.

Para ponernos en tema, la cerveza Oktoberfest nace hace 500 años cuando los cerveceros alemanes notaron que, durante los meses de verano, sus cervezas eran agrias o de feo gusto al paladar. Por el contrario, las cervezas que producían entre marzo y octubre eran sabrosas y sin defectos.

De esa forma, comenzaron a fines de invierno a producir grandes cantidades de cerveza, las cuales se guardaban en sótanos fríos o incluso en cuevas en montañas que se llenaban de nieve durante el invierno. Con el tiempo y los avances en la cerveza se fue logrando el estilo que hoy en día se puede conseguir. Más clara, con otra levadura y más caramelizada.

Nota de cata

Esta Oktoberfest de Growla es una cerveza cobre con destellos a contraluz color ámbar. Con una buena formación y mediana retención de espuma, su carbonatación es fina a media. Al paso por el paladar las burbujas vas cosquilleando. Ya en aroma y sabor, se sienten notas de malta tostada, pero se opacan por la presencia de DMS.

El sulfuro de dimetilo da aromas similares al choclo, verduras cocidas, etc. En boca se siente una nota fuerte a caramelo, con un cuerpo medio. Un casi imperceptible lúpulo balancea la malta, para que en retrogusto se siga manteniendo un ligero dulzor y un final de boca seco.

Hasta aquí llegó esta parada. Para los que no conocen el Pasaporte Cervecero, es, literalmente, un pasaporte físico que sirve para visitar once cervecerías de la Ciudad de Buenos Aires, aunque también hay opciones en Bariloche y Villa la Angostura.

Es muy positivo ya que en su interior se encuentran mapas para encontrar las cervecerías, las cervezas de cada pizarra y una recomendación de plato para acompañar. También hay un apartado donde tomar notas de cata de cada cerveza que probamos. Veremos qué nos depara el destino para la próxima aventura.

Por Luciano Miotti

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here