Desarmadero, el bar cervecero que se impone en la esquina de Gorriti y Lavalleja, propone sus crowlers para disfrutar de las cervezas artesanales más renombradas del país en cualquier momento y lugar. En un relanzamiento de su servicio de enlatado, aseguran que es una opción ideal para compartir en casa y obsequiar a los fanáticos.

“El growler se llena de jabón o se ensucia con cervezas anteriores si no se limpió correctamente antes. Es parte del cuidado de la birra. Además, consideramos que dos litros para un solo consumidor es mucho, si bien existen growlers de un litro, se pierde mucho gas con el botellón y, con las latas, les permitimos a nuestros clientes llevar varios estilos diferentes en dos litros. Por eso, nos pareció la manera más económica (las latas se reciclan) e higiénica”, comentó Diego Ibargaray, uno de los socios de Desarmadero.

Los crowlers son latas selladas en el momento a través de un sistema que permite transportar las cervezas de manera segura para su posterior consumo. “Confiamos en Birra en Lata por su experiencia y experiencia en el mercado”, explicó Ibargaray quien mostró la nueva gráfica de las latas: “Las cambiamos por una más veraniega para este 2019”, aseguró.

En estos crowlers se pueden cargar cervezas clásicas y otras complejas de destacados productores artesanales como Gorilla, Minga, Kraken, Lumpen, Waracha y Strange Brewing. “Las birras de Juguetes Perdidos son las únicas que no enlatamos. Todas las otras canillas están disponibles para enlatar al mismo precio que la pinta en el bar, salvo las de Itzel, cuyo precio es de $180 la lata”, concluyó Ibargaray asegurando que en los últimos tres meses vendieron cerca de diez mil unidades, especialmente, en éstas últimas fiestas donde tuvieron clientes que se han llevado hasta 48 latas al mismo tiempo. Además, cuentan el servicio de Rappi para llevarlas a domicilio y, a través de Untappd, se pueden ver las canillas disponibles en vivo.

Por Alejandro Tellería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here