Dos nuevas birras artesanales sin alcohol

0
284

Las fábricas Squalus y Nuevo Origen lanzaron dos nuevos estilos libres de alcohol para apuntar a un nuevo público

Dentro del amplio abanico de posibilidades que ofrece la birra artesanal en cuanto a sus estilos, las variantes libres de alcohol deben ser de las menos desarrolladas en el país. Por eso, las marcas Squalus de Del Viso, Buenos Aires, y Nuevo Origen, de La Pampa, lanzaron dos nuevas cervezas pensadas para aquellas personas que, por el motivo que fuese, deben o quieren tomar birra sin alcohol.

La marca Squalus nace como una variante de la fábrica Supra Ego, en Del Viso. Cristian Codoni, socio de la marca, es amante del deporte y la vida fitness pero, a la vez, un apasionado por la cerveza artesanal. Es por esto que elaboró los dos nuevos estilos de Squalus, 0% alcohol y con agregados energéticos y proteicos para deportistas.

Por un lado, está la “Squalus Proteica” que contiene aminoácidos esenciales del grupo BCAA más L-carnitina. El otro estilo es la “Squalus Energizante” que tiene 60mg de cafeína, 3 gr de guaraná y menos de 90 calorías por botella de 330cc. “La receta fue revisada con médicos y nutricionistas para enriquecerla con proteínas, aminoácidos y vitaminas del complejo B”, describe Codoni.

Ambos estilos están basados en la receta de una Golden Ale, con menor aroma lupulado porque las proteínas agregadas le aportan un amargor adicional al sabor. “Le agregué muy poco lúpulo sobre el final para darle sólo un perfume. No buscaba hacer una IPA super amarga porque la idea es que sea muy tomable, muy liviano y agradable al paladar general de la mayoría”, explica el brewer de Squalus.

Estas birras serán comercializadas en, al menos, tres provincias argentinas y ofrecidas en gimnasios, dietéticas y tiendas de productos saludables. En la actualidad, la marca sólo vende a través de Instagram y, en los próximos días, a través de Mercado Libre.

Por su lado, la cervecería pampeana Nuevo Origen sacó al mercado una nueva IPA con menos de 0.5% de ABV. El Ingeniero Marcelo Braga, fundador de Nuevo Origen, contó a través de un comunicado de prensa que “partimos de un mosto muy diluido, con gran cantidad de maltas especiales pero pocos azúcares fermentables, y logramos alcanzar menos de 0,5% de alcohol en volumen, lo que el Código Alimentario regula para que pueda ser llamada ‘cerveza sin alcohol’”. A la vez, agrega que “lo mejor viene de la mano del lupulado, con una nariz muy cítrica y tropical y con alto amargor, como reza el estilo”.

Esta “0x100 IPA Sin Alcohol” está hecha con lúpulos Chinook, Citra y Mosaic, maltas Pilsen, Biscuit, Crystal 35 y Chocolate y levadura Ale alemana. La birra se comercializará a partir de julio en latas de 473 ml, uniéndose al portfolio de la casa que cuenta con más de una decena de estilos fijos y ediciones limitadas rotativas, disponibles en los principales bares cerveceros de la Argentina.

“Las latas van a salir pasteurizadas para mantener el producto estable en el tiempo y, además, porque, al tener muy poco alcohol, no tenemos esa barrera frente a microorganismos” explica Braga para A la fresca! y subraya que tuvieron en cuenta este proceso a la hora de enlatar la IPA, agregando una cantidad extra de lúpulo. El resultado, es una birra con un buen aroma a lúpulo sin que “explote” en cantidad.

El cervecero de Nuevo Origen detalló que cualquier cerveza sin alcohol va a perder parte del cuerpo que es aportado por la malta. “Hicimos una IPA porque, no sólo es uno de los estilos más populares sino porque nos permite compensar con aroma la falta de cuerpo”, puntualizó.

Ambos brewers, de Squalus y de Nuevo Origen, remarcaron el hecho de haber observado cómo en Alemania viene creciendo la oferta de cervezas sin alcohol. “A nivel mundial ya lo estamos viendo con las grandes industriales desarrollando su marca sin alcohol. Eso marca una tendencia que no escapa a nuestra industria y que vamos a tener que adaptarnos”, asegura Braga.

Por el momento, quienes hacen estas cervezas en Argentina, son muy pocos. Incluso, pensar birras artesanales para deportistas o una IPA sin alcohol y enlatada, deben ser los primeros, casi con seguridad. “Creo que estoy construyendo un mercado con un producto que no hay. Existe el público que busca estas birras y no está siendo explotado por las cervecerías argentinas”, concluye Codoni y Braga agrega que no le cabe duda de que, en los próximos años, “la cerveza sin alcohol va a ser uno de los principales motores de la industria cervecera”.

Por Alejandro Tellería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here