La importancia de hablar de la birra

0
319

En el marco de la celebración del Día del Trabajador Cervecero, Martín Boan, Sommelier y Director del Centro de Cata de Cerveza, evaluó la situación de los trabajadores de las pequeñas y medianas cervecerías, de las fábricas y destacó la importancia de la difusión del conocimiento cervecero: “Siempre es bueno que se hable de la cerveza, no importa si es industrial o artesanal”.

Todos los 19 de enero en nuestro país se festeja el Día del Cervecero por la creación, en 1949, de la Federación Argentina de Trabajadores Cerveceros y Afines (FATCA). Setenta años después, con un mercado en expansión, la dinámica es otra. Si bien Boan explicó que, en las cervecerías industriales, los trabajadores están dentro del convenio y tienen un respaldo, la situación cambia con las chicas porque se les dificulta poner a sus empleados en blanco.

“Como están creciendo, esos son gastos que se suelen posponer, pero mi recomendación es que los tengan en blanco porque recién ahí sabés qué costos tenés. Ante un accidente u otro imponderable, estás cubierto. Si lo tenés fuera del sistema, estás ahorrando plata al corto plazo y con un riesgo muy importante”, afirmó Boan.

En un contexto de recesión económica, el sommelier remarcó la dificultad por la que están atravesando todas las pymes y que las cervecerías no le escapan a esta realidad. La falta de crédito, los altos precios de las materias primas y las deudas hacen complicada la situación. Sin embargo, Boan señaló que las cervecerías chicas tienen que hacer muy buena calidad en su producto, con innovación, controlando y manteniendo bajos los costos.

“Creo que se les va a complicar más a las cervecerías medianas por la alta estructura de costos. Acá la clave es si sacan una buena calidad del producto o no. Una buena calidad en la cerveza, a la larga, va a terminar saliendo”, aseguró Boan, quien enfatizó en el crecimiento de la calidad de la cerveza nacional, frente a otros países de la región.

“En general la calidad viene subiendo, tenemos que redoblar la apuesta por la situación del país. Hay gente que hace las cosas bien y hace buena cerveza, pero si queremos duplicar el mercado es fundamental que nos critiquemos fuertemente para continuar subiendo la calidad de la cerveza artesanal. Intentar, si se puede, con el mismo costo, hacer mejor calidad”, sostuvo Boan.

El director del Centro de Cata de Cerveza consideró que algunos cerveceros tienen que invertir más en capacitación, ser más autocríticos, buscar regularidad y “no creérsela”. “Es un tema de idiosincrasia. Hasta hace unos años, el cervecero la tenía muy cómoda y el contexto cambió. La calidad del producto es lo que te va a permitir vender o tener tu precio un poco más elevado. Si tenés mal producto, te va a costar vender y tu única herramienta va a ser el precio”, comentó Boan.

De todas formas, Boan resaltó el trabajo realizado para que la cerveza artesanal sea un tema de conversación y para que se instale como agenda. “Si se habla de la cerveza, beneficia la categoría, incluso de las industriales. Siempre es bueno que se hable de la cerveza, no importa si es industrial o artesanal. El consumo per cápita ha sido influido por el boom de lo artesanal, pero está limitado por la situación económica actual”, declaró Boan y concluyó: “Las industriales vieron esta situación y por eso lanzaron nuevos y diferentes estilos. De no haberlo hecho, creo que hoy estarían en una situación muy complicada”.

Por Alejandro Tellería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here