El Oktoberfest es una de las fiestas más esperadas del año. Desde 5 al 15 de octubre, en la hermosa ciudad cordobesa de Villa General Belgrano, decenas de miles de personas se reunieron para presenciar uno de los eventos internacionalmente culturales más trascendentes; siendo así, la tercera fiesta cervecera más importante del mundo.

Durante los once días, las personas que asistieron pudieron disfrutar no sólo de la cerveza artesanal de la ciudad y de otras marcas reconocidas en la industria, sino también de cervezas tradicionales de Alemania. La música germana es la que anima la fiesta mientras se recorren los stands. Cada año se traen alrededor de treinta bandas regionales, y otras alemanas que mantienen viva la tradición de la fiesta, le dan ese aire germánico que tanto la caracteriza.

Asimismo, lo gastronómico tuvo lo suyo con varios puestos de comidas centroeuropeas y de la región. También, el evento contó con artesanos, presentaciones de danzas internacionales, sobre todo europeas, y con varias bandas de rock que se acercaron desde todos los puntos del país. Grupos importantes a nivel nacional dieron el presente: La Bersuit, Kapanga y Ella es tan Cargosa fueron algunos de los que musicalizaron la fiesta.

Con respecto a la cerveza, se destacaron durante todo el evento los estilos de Peñón del Águila, oriundos de esa provincia, y ofrecieron las Kölsch, Oktoberfest, Schwarzbier, “Honigbier” y “Cacao IPA”. El momento más esperado por todos durante la fiesta es el Espiche, que significa “herida en el vientre” y se refiere al momento en el que se abre el barril en el escenario y las personas se amontonan para llenar sus jarras.

Por otro lado, Berlina una de las cervecerías artesanales argentinas sensación del momento, participó del Oktoberfest por primera vez. Allí ofreció seis variedades de sus cervezas: Golden Ale, la rubia de la casa; IPA, para los amantes del lúpulo; Foreign Stout, una cerveza negra bien robusta y la Schwarzbier, típicamente alemana y de carácter fuerte.

“Teníamos una deuda pendiente con el Oktoberfest de Villa General Belgrano y con el público cordobés; grandes cerveceros de la patria y mejores bebedores de este espíritu líquido. Es una alegría participar y compartir esta fiesta nacional de la cerveza con colegas y amigos de todo el país” manifestó Bruno Ferrari, maestro cervecero de Berlina en un comunicado de prensa oficial.

Un poco de historia nacional

El Oktoberfest se originó en el año 1810 en la ciudad de Munich, Alemania. Desde entonces se ha convertido en la fiesta popular más grande de ese país. Se expandió a otros países del mundo, debido a la inmigración de miles de alemanes que, a pesar de estar lejos, seguían celebrando esta importante fecha que resalta la cultura alemana.

Fue tal su acogida que, en muchos lugares del mundo como Argentina, se convirtió en el evento social más esperado del año. Se celebra en Argentina desde 1964 en las primeras semanas de octubre y congrega a miles de visitantes de todas partes del mundo para celebrar lo mejor de la cerveza a nivel mundial. Desde 1972 la celebración es considerada una Fiesta Nacional.

Por Bruno Sancio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here