¿Hay stock? El coronavirus desató una verdadera fiebre por el envase

0
618

Cientos de cerveceros artesanales salieron a buscar botellas o latas para poder vender sus productos.

El mundo está pasando por un momento único e histórico. No hubo sector en la economía que se haya preparado para una pandemia semejante. Mientras las grandes potencias del mundo se desploman, cada sector pelea por un único objetivo: sobrevivir.

Como se ha mencionado en artículos anteriores, la cerveza artesanal argentina representaba, hasta antes del 20 de marzo, el 3% del mercado de cerveza de todo el país. De esa pequeña porción, solo el 5% se envasaba en botellas o latas. Con la implementación de medidas restrictivas para evitar la propagación del coronavirus, esa ínfima porción es la que se pudo continuar comercializando.

Más allá de los motivos por los cuales el mercado craft estaba en esa situación, la cuarentena obligó a que toda la cadena de producción y comercialización de cerveza artesanal explotara el canal de la cerveza envasada para no detener las actividades. Eso hizo que, una parte de ese 95% que se vendía “tirado” deba buscar una lata o una botella para poder venderse. Los productores y distribuidores de envases no dieron abasto.

La fiebre del envase, ya sea en botellas de vidrio, pet o latas de aluminio, se apoderó de cientos de productores que necesitaban, de alguna manera, vender su producto. Los que ya lo venían haciendo, porque destinaban una parte importante a la venta envasada, quisieron stockearse para aguantar la cuarentena. El resto, fue en busca de las fábricas, distribuidores y empresas de servicio de envasado.

“La demanda creció de manera exponencial. Tuvimos que ampliar nuestra estructura en todas las áreas de la empresa. También decidimos incrementar nuestro inventario para poder cubrir la demanda existente y que no nos sorprendan nuestros proveedores”, explicó Marcelo Pascariello, gerente de DC de Cervezas, distribuidor de latas, botellas de vidrio, entre otros productos.

Una de las cosas que estuvo notando Pascariello respecto de sus clientes es que, desde el 20 de marzo, muchos se están agrupando para comprar porque buscan mejores precios en volumen. De todas maneras, los productos en lata o vidrio no han aumentado los precios de manera significativa en la mayoría de los casos en el último bimestre.

“A pesar de la suba del dólar mantuvimos los mismos precios para dar oportunidad enlatar y paliar esta situación. Por suerte ya veníamos con una cartera de clientes importante con los cuales ya hay una confianza y el tema del pago no es un problema”, indicó Sergio Topito, gerente de Alumcans, empresa que realiza servicio de enlatado.

Por su parte, desde Enlatamovil también señalaron el incremento de trabajo y apuntaron a que “los clientes de siempre están enlatando bastante más cantidad que lo que venían haciendo” y, a su vez, estos se juntaron con muchos nuevos. “Muchos están ‘salvando’ producto y experimentando ahora con el apuro y otros, que ya venían apostando al segmento, están haciendo mucho más con mayor experiencia y preparación”, añadieron.

Desde Ball, la empresa multinacional fabricante de latas de aluminio en Argentina, comentaron que la venta de latas lisas de 473 ml, que son las orientadas al sector craft, aumentaron 250% comparando los meses de marzo y abril. Además, la producción de latas lisas de esa misma capacidad, aumento 500% en el mes de mayo, de acuerdo a las proyecciones de venta que están observando.

Andrés Agnello, Gerente Comercial de Ball Corporation, sostuvo que “aumentó la cantidad de latas por operación, la frecuencia de compra de cada cliente y la celeridad y velocidad del proceso de compra a partir de las necesidades de ellos”, además de que mantienen un precio fijo desde hace más de tres años, pero en dólares.

Queremos que la cerveza independiente argentina sobreviva a este sacudón. Algunos productos (aluminio y cartón) están atados a la variación del dólar oficial y no tuvimos opción”, agregó Pascariello. En ese sentido, algo parecido a la lata, sucede con el cartón: muchas fábricas de cajas tuvieron que aumentar sus producciones, debido a la demanda.

De todas formas, con las compras directo de fábrica, tanto de cajas de cartón, latas, como de botellas PET o de vidrio, los volúmenes mínimos requeridos hacen que muchos fabricantes deban juntarse para hacer un pedido, dado que suele ser mucho más que lo que necesita uno solo. El precio, sin dudas que es mejor, pero la compra mínima y los tiempos de entrega suelen ser diferentes a los de las distribuidoras.

En cuanto a las botellas y growlers PET, las fábricas están saturadas en su producción. A los cerveceros que venden su propia birra haciendo delivery por sus cuentas, se le sumaron los bares que llenan las botellas con lo que tenían pinchado en sus locales. A su vez, las fábricas tuvieron que proveer más envases para el sistema sanitario, por lo que la cantidad de unidades destinadas para la cerveza, se limitaron.

Decenas de cerveceros y pymes salieron en búsqueda de los PET y muchos han reportado falta de stock. Esto, por otro lado, provocó también un aumento en los precios de los insumos, muchos de ellos también, atados a la cotización del dólar y a la logística.

Tan fuerte fue la demanda de la lata y del PET que le terminó por ganar a la botella de vidrio. Si bien la demanda del vidrio también aumentó, lo hizo en menores proporciones respecto a sus dos competidores a la hora de envasar.

Homebrewers y brewmasters, analizan los precios de las diferentes fábricas o distribuidoras y ponen en la balanza los costos de traslado. Algunos proveedores que suelen ser más económicos que otros, pueden tener un precio menos competitivo en el flete, haciendo que el costo final sea similar.

La cervecería artesanal sufrió un golpe en el mentón. Está aturdida, esperando a que termine el round para volver a su esquina y pensar cómo seguir la pelea. Mientras tanto, experimenta ante la necesidad. Sin financiación, con el apuro de la situación actual y con tan pocas ventas, la incertidumbre hace que crezcan las especulaciones. Una diferencia la podrán hacer aquellos que se tomen un segundo para pensar, marcar un objetivo y ser previsivos para que cualquier otro cimbronazo termine por sacudir un panorama que ya está bastante complicado.

Por Alejandro Tellería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here