Ante los brotes de coronavirus, varios estados de EEUU volvieron a cerrar los bares

1
103

En Florida y en Texas identificaron contagios entre el público joven que va a los locales gastronómicos.

Por la aparición de muy grandes focos de coronavirus en, al menos, once estados de los Estados Unidos, los gobiernos locales decidieron volver a imponer medidas restrictivas. En el caso de Florida y Texas, identificaron que una parte importante de los contagiados son jóvenes que frecuentaban bares.

Estados Unidos vive una situación muy dramática con la pandemia: Más de dos millones y medio de personas ya han contraído el coronavirus. Sin embargo, desde el gobierno nacional nunca se impusieron medidas restrictivas como en gran parte de los países del mundo, y los estados, por su parte, han tenido algunas libertades para tomar ciertos recaudos.

De todas formas, gran parte del país de Norteamérica comenzó a otorgar cada vez más permisos con cierta gradualidad, pero en Arizona, Arkansas, Carolina del Norte, Delaware, Florida, Idaho, Luisiana, Maine, Nevada, Nuevo México y Texas la cantidad de casos ha comenzado a crecer.

Puntualmente, el gobernador de Texas, Greg Abbott, mandó a cerrar todos los bares. “Es evidente que el aumento de los casos es impulsado principalmente por cierto tipo de actividades, como la asistencia de texanos en los bares”, indicó.

Es que la región de Estados Unidos reportó más de 17 mil nuevos casos en tres días. El jueves pasado, cerca de 6 mil infectados fueron contabilizados y fue la jornada con mayor número de infectados en un solo día, en ese estado.

Por el lado de Florida, lo que se prohibió fue el consumo de alcohol en los bares y restaurantes. Es que en ambos estados del país norteamericano señalaron que los locales gastronómicos son sitios donde la juventud se concentra. Según explicaron las autoridades sanitarias, una importante porción de nuevos casos son personas jóvenes.

Colleen Corbett, una camarera de treinta años que trabaja en dos locales ubicados en Tampa, Florida, se mostró molesta y preocupada ante la posibilidad de perder nuevamente el trabajo, pero consideró que las medidas que estaba tomando la gobernatura eran correctas. “La mayoría de los clientes no utilizaban mascarillas. Parece como si hubieran olvidado que hay una pandemia o simplemente dejaron de preocuparse”, declaró la mujer.

Varios de los estados más afectados de EEUU, como Arizona y Arkansas, tienen gobernadores republicanos, afines al presidente Donald Trump, y se resisten a imponer la obligatoriedad del uso de los tapabocas y expresaron el deseo de que, desde la Nación, se reabra cuanto antes la economía, a pesar de las advertencias de los científicos.

Por Alejandro Tellería

1 Comentario

  1. No se si saben, pero en EEUU el “gobierno nacional” no decide sobre los estados. Esta asi en su constitucion. Trump no puede decidir si los estados tienen que hacer cuarentena o no, lo hace cada gobernador.
    Otro dato, en los estados democratas se concentra el 80% de los casos.Y los casos se reactivaron ahora que empezaron todas las marchas multitudinarias sin control. Tendra algo que ver?
    ESolo en el condado de Los Angeles hay mas casos nuevos que en todo texas, y abrieron 2 semanas mas tarde. Pero los medios hacen referencia a los estados republicanos y omiten mencionar California. La ideologia no deberia estar por encima de todo.
    Pobres los bares que se ligan esto, pero de primera fuente en los bares de texas se cumplia el distanciamiento social, no asi en las marchas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here